» El Pueblo

El Pueblo

Cimballa está situado a 904 metros de altitud sobre el nivel del mar.

La iglesia parroquial está dedicada a la Presentación en el Templo y es un modesto edificio de ladrillo y tapial, del siglo XVIII.

Hay una ermita dedicada a Santo Tomás, se trata de un edificio medieval con planta rectangular, arcos de diafragma y cubierta de madera.

En la parte más elevada de la localidad encontramos los únicos restos del torreón del antiguo castillo construido en el siglo XVI.

También se ha restaurado el antiguo lavadero de ropa formado por dos piletas grandes de planta rectangular y abierto con 6 ventanales y una puerta principal ahora tapiada. Se encuentra al lado de la Casa Rural.

Uno de sus principales atractivos del pueblo se halla en el nacimiento del río Molino, llamado así por la presencia en el lugar de un molino de finales del siglo XVII y principios del XVIII, recientemente restaurado.

El río Piedra nace en Rueda de la Sierra (Guadalajara). El cauce alto permanece seco casi todo el año y cuando llega a Cimballa los manantiales de la zona, aportan un cauce continuo al río. Los manantiales más importantes son: el Molino Nuevo, los dos del Batán (abastecen de agua a una piscifactoría de truchas arco iris), la fuente de la Mora donde se encuentran las piscinas y los Ojos de la Balsa, espacio natural formado por tres Ojos de unos 4 metros de diámetro cada uno, donde el agua brota sin descanso. Se han construido dos miradores para poder contemplar desde arriba este paisaje singular.

El agua del río tiene una alta concentración de carbonato cálcico y al salir del manantial se deposita sobre el suelo, las plantas, los musgos, etc. creando así una costra caliza que va creciendo progresivamente, y es este carácter petrificador lo que habría dado nombre al río. El río Piedra ha originado un cañón por la acción erosiva del río y en las hoces pueden observarse una colonia de buitres leonados que forman sus nidos en las paredes rocosas. También se pueden encontrar corzos, jabalíes y zorros en la zona.

Paseando aguas arriba del pueblo se puede ver todavía alguna noria de cangilones metálicos, que eran tiradas por una mula atada a un madero, dando vueltas en círculo para extraer agua y regar los campos. Quedan varias, aunque bastante deterioradas.

El senderismo tiene un apartado especial al circular por la zona las vías del GR 24 Senderos de Calatayud, Daroca y Gallocanta, poniendo a nuestro alcance la posibilidad de conocer algunos de los rincones más bellos del sur de la comarca.

Las fiestas del pueblo se celebran el 15 y 16 de agosto (La Virgen y San Roque) y el 12 de septiembre la Fiesta Mayor, en honor del Santísimo Misterio Dubio, milagro acaecido en el pueblo hacia 1370. También se celebran san Blas y Sta. Agueda el primer fin de semana de febrero (subida a la ermita).

El juego de pelota a mano, de Cimballa han salido muchos jugadores de fama nacional e incluso en nuestros días dos jóvenes dignos sucesores e hijos de pelotaris han conseguido grandes premios en pala cuero, siendo campeones del mundo en México en el  año 2010 (David Caballero y Daniel Velilla).

En el pueblo hay una arraigada tradición musical, siempre ha existido banda de música en Cimballa, actualmente han retomado los instrumentos para recorrer la comarca y alegrar el pueblo en las fiestas y verbenas.

Entre los hijos ilustres de Cimballa cabe destacar a Juan Ramos, matador de toros, y Ángeles Pérez, extraordinaria cantadora de jota ganadora de numerosos galardones y reconocimientos.

Se considera también oriunda del pueblo a Jacinta Roy Yagüe, Ofelia de Aragón.